miércoles, 24 de enero de 2018

Shooting sTAr
Creo que hay algo valiente y soberbio en llevar a cabo cosas o tomar decisiones frente a situaciones que desde el "vamos" uno sabe que están destinadas a terminar mal. Valiente porque uno decide arriesgarse aun sabiendo las consecuencias de hacerlo y soberbio,porque a pesar de que todo indique que puede salir mal uno siempre cree que tiene el poder de cambiar el curso de las cosas,del destino. Y quizá es cierto... quizá existe una fuerza más poderosa que el destino mismo y esta depende de nosotros. Si es así,todavía no encontré cómo manejarla porque por ahora a mi las cartas me las baraja la vida y dudo tener la mano ganadora.
Querer y no poder,qué dilema que tengo con vos. Estar y amar el momento pero tener que atajar el corazón cada vez que se quiere escapar, tener que cortarle las alas a las mariposas de la panza y pedirle a la piel que se erice menos. Cuidarse en sí, cuidarse de creer que uno es más inteligente y más fuerte que el amor, que se puede tener todo y después dejarlo así como si nada.
Por suerte me niego a creer que las conexiones son efímeras y sin sentido, porque nada pasa porque si,si sucede,conviene y si no conviene igual enseña algo. Y me conforta creer que algo me enseñaste y que no solo vas a ser una gran anécdota u otra página más de este libro.
Hay que saber disfrutar del momento,de poder mirar al techo y escuchar la orquesta de respiraciones de fondo para que después las risas suenen más fuerte y colmen la habitación de alegría.
Puede que todo esto sea corto y fugaz,pero al menos es y eso en sí,el coincidir, tal vez sea suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gone but not foRgotten Te fuiste. Literal y figurativamente te fuiste. Aunque vos y yo sabemos que me habías abandonado hace rato. Siempr...